martes, 25 de noviembre de 2014

Reseña: Éxtasis - Maya Banks

FICHA TÉCNICA

Título: Éxtasis
Autor/a: Maya Banks
Serie/Saga: Trilogía Sin aliento (#1)
Género: Erótico romántico
SinopsisCuando Gabe Hamilton vio a Mia Crestwell entrar en el salón de baile para su gran debut, supo que iba a ir al infierno por lo que había planeado. Después de todo Mia es la hermana pequeña de su mejor amigo. Salvo que ya no es pequeña.
Y Gabe ha esperado mucho tiempo para actuar de acuerdo con sus deseos. Gabe ha desempeñado el papel principal en las fantasías de Mia en más de una ocasión desde que era una adolescente enamorada del mejor amigo de su hermano. ¿Y qué si Gabe es catorce años mayor? Mia sabe que está fuera de su alcance, pero la atracción, lejos de disminuir, se ha hecho más fuerte con el tiempo. Ahora es adulta y no hay razón para no cumplir sus deseos más íntimos. Cuando Gabe la arrastra a su provocativo mundo, ella se da cuenta de que hay muchas cosas que desconoce sobre él o lo rigurosas que pueden ser sus exigencias. Su relación es intensa y obsesiva, pero cuando cruzan la línea de la secreta odisea sexual hacia algo más profundo, su aventura corre el riesgo de ser descubierta… y se vuelve vulnerable a una traición más íntima de lo que esperaban.

OPINIÓN PERSONAL

Este es el primer libro de la trilogía “Sin aliento”, y como es lógico, te presentan a los personajes desde un principio. De todas formas, esta no es la típica trilogía erótica en la que los tres libros están formados por una única pareja, sino que cada libro narra la historia de cada uno de los tres amigos, Jace, Gabe y Ash. Y es que tenemos a tres tipos que son muy diferentes, pero a su vez muy parecidos entre sí.

El primer libro nos narra la historia de Gabe. Gabe lleva obsesionado con Mia (hermana pequeña de Jace) desde hace mucho tiempo, pero por respeto a su mejor amigo Jace y a la amistad que tienen se resiste a ir tras ella. Pero todo eso cambia cuando ve a Mia en una fiesta. En ese momento decide que ya ha esperado bastante y que Mia tiene que ser “suya”. Por otro lado, Gabe siempre ha sido el “amor platónico” de Mia desde su adolescencia (y eso que hay una diferencia entre ellos de 14 años); luego, cuando Gabe le propone una relación a Mia esta acepta a pesar de que la relación no es nada convencional....

Cita (cap. 1)
     Mia era su obsesión, y, pese a que le incomodaba reconocerlo, también era una droga que corría por sus venas y de la que no quería desintoxicarse. Ahora que ella tenía veinticuatro, la diferencia de edad no parecía tan infranqueable. O eso se decía a sí mismo. Jace se pondría hecho un basilisco igualmente –al fin y al cabo, Mía siempre sería su hermanita pequeña-, pero Gabe estaba dispuesto a correr el riesgo. Por fin probaría un pedacito de su fruta prohibida.

El libro se alimenta básicamente de la relación entre los protagonistas, que comienza como algo únicamente sexual y poco a poco avanzará hacia algo más. A pesar de que al principio todo es bastante típico, es una historia que consigue engancharte y quieras terminar de leer. Lo cierto es que, aunque la historia llega a transcurrir en un período corto de tiempo, la relación entre Mia y Gabe fluye con naturalidad, no es algo que veas forzado. Su historia se ve complementada por pequeñas introducciones de la vida de Jace (hermano de Mia) y Ash (mejor amigo de Gabe y Jace); los cuales siempre comparten mujer (cosa que solo se menciona y no se explica con claridad, por lo que te deja con algunas dudas). También hay que destacar que los padres de Mia murieron cuando ella solo tenía 6 años y su hermano tuvo que ocuparse por completo de ella.

Y ahora hablemos de los protagonistas: Mia tiene 24 años y es bastante inocente, pero sabe lo que quiere (y quiere a Gabe); y va a hacer todo lo posible para conseguirlo, aunque eso signifique tomar únicamente lo que él le ofrece. Ese tipo de relación es nueva para ella y le plantea muchas dudas y miedos, aunque a veces se deja llevar y sí que tiene una actitud bastante sumisa en esas ocasiones. Por otra parte, Gabe es un hombre poderoso que hace firmar un contrato a todas las mujeres con la que tiene una relación (esto lo hace debido a su pasado problemático...). Es un hombre dominante, tanto en la cama como fuera de ella y también tiene un carácter que a veces se me ha hecho algo difícil de soportar, pero la historia transcurre y el final…. uff, mejor leerlo para saberlo. ;)

Cita (cap 16)
-Te olvidas de quien manda aquí, Mia, cariño –le murmuró mientras delineaba su barbilla con un dedo-. Me perteneces, lo que significa que lo que tú quieres no importa. Solo lo que yo quiero.
-Gilipolleces, Gabe.
-Tengo un contrato que lo confirma –le dijo con voz sedosa (…)
-Puedo romper ese contrato cuando quiera –le contestó ella airadamente. La verdad era que estaba muy tentada de hacerlo ahora mismo solo para hacerle enfadar tanto como ella lo estaba. Pero no era lo que quería, y ambos lo sabían.


Para terminar solo puedo decir que la autora ha conseguido plasmar una buena química entre los personajes; y eso sí, recordemos que aunque es un libro romántico, también es erótico, por lo que abundan las escenas de sexo (aunque bien planteadas, sin caer en lo asqueroso o repulsivo).

PUNTUACIÓN




3 comentarios:

  1. Hola hola!!

    Soy tu primera seguidora!! Que ilusión me hace jeje
    La verdad es que escucho cosas muy buenas de esta autora pero yo no me atrevo a catarla porque el género erótico no es lo mío. Pero me gusta lo que dices de que si que hay química entre los personajes.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anita!
      Gracias por seguirme y por tu comentario. Entiendo que si la erótica no es tu género no lo pruebes, yo la verdad es que tampoco me atreví a probar este género hasta que una amiga me recomendó mucho mucho que leyese Cincuenta Sombras de Grey y ya me enganché. Jajaja!
      De todas formas, si hay un libro que te interese leer y no estés segura de como puede ser simplemente pregúntamelo, y yo te respondo como es o, si todavía no he hecho la reseña la haría.
      Besos! ;)

      Eliminar
  2. La verdad es que no me termina de llamar.
    Un beso.

    ResponderEliminar